Ceferino Sain
GOBIERNO DE LA EMPRESA FAMILIAR
El papel del Consejo de Familia
La gestión de la empresa familiar presenta determinadas peculiaridades. Entre ellas, encontramos órganos de gobierno como el consejo de familia. Profundice en la composición, objetivos y utilidades de esta importante herramienta de gestión.
 
18-01-2018
 

La gestión y gobierno de la empresa familiar añade, a las necesidades propias de una empresa, dinámicas y situaciones características que no se dan en otro tipo de empresas. La gestión de los intereses y relaciones familiares, haciéndolos compatibles con la estrategia y resultados empresariales, necesita de herramientas propias y adaptadas. Una de ellas es el consejo de familia.
El consejo de familia es el máximo órgano de gobierno de la empresa familiar. Entre sus funciones principales se encuentra la de crear un clima cordial que propicie la comunicación entre los miembros de la familia. Y ello desde la concreta visión de las relaciones personales que se establecen entre los familiares que son socios de la empresa y que incluso trabajan en ella, y el resto de los miembros que no son propietarios y se encuentran en una posición más desligada de la misma.
Aunque no hay reglas fijas respecto a la composición del consejo de familia, la recomendación básica es que, al ser un órgano fundamentalmente aglutinador, en él participen representantes de las distintas generaciones y ramas familiares. Simplemente el hecho de crear este foro es ya un avance crucial para iniciar el proceso de comunicación en el que la familia va a participar en un futuro. El consejo de familia es además el lugar idóneo para discutir los distintos puntos de vista desde los que la familia percibe el negocio y compartir información sobre la empresa. De esta forma podrá tomar decisiones vitales para el porvenir de la misma.
Por todo ello el consejo de familia contribuye determinadamente a mantener vivo el espíritu, la tradición, la cultura y los valores de la familia que han conformado la historia de la empresa, preservando así su entidad, unidad y armonía.
Como hemos visto a grandes rasgos, la función primordial de este organismo es tratar y resolver los problemas que se producen en el seno de la familia y que afectan o pueden afectar a la sociedad. Sin embargo, en él también se tratan habitualmente cuestiones que atañen a otros temas tan importantes como conflictivos: la definición de la política de contratación a familiares y su retribución; las normas que regirán la elección y preparación del sucesor para afrontar el cambio generacional; aspectos relacionados con la propiedad y el patrimonio; la mediación en los conflictos que se puedan suscitar entre los miembros de la familia... En definitiva, en el consejo de familia tiene cabida cualquier cuestión relacionada con la concreción de los valores de la familia que se desean trasmitir de generación en generación.
Una vez visto en qué consiste y cuáles son las funciones del consejo de familia, resulta relevante ahondar algo más en la conformación de este órgano para tratar de determinar qué miembros deben concurrir al mismo. Hemos de decir que existen empresas familiares que, con un acertado criterio, recomiendan que aquellos miembros mayores de quince años acudan a las sesiones del consejo que se suele reunir con tres o cuatro veces al año. Sin embargo, existen otras en las que se prefiere restringir la entrada a los familiares políticos, o en las que sólo están presentes los miembros más significativos de la familia. Esto dependerá, sin duda, del tipo de consenso al que llegue la propia familia, teniendo presente su tamaño y el tipo de empresa, así como las necesidades y la peculiar idiosincrasia de cada una de ellas. Ya que sin lugar a dudas, el secreto del funcionamiento de cualquier empresa familiar estriba en ese consenso, que garantizará con altas probabilidades el éxito tanto de la compañía como del mismo consejo. Para aprovechar las ventajas competitivas de estas organizaciones, este órgano deberá actuar alineado con la estrategia clara de empresa familiar que estará fundamentalmente recogida en el instrumento conocido como "Protocolo familiar".

OTROS ÓRGANOS DE APOYO
Asimismo, otra de las principales funciones de este órgano típico de la empresa familiar, es la de velar por la aplicación y actualización del citado Protocolo. Por eso también suele ser muy recomendable que en el consejo de administración de la empresa el consejo de familia se encuentre representado por uno de sus miembros más significativos.
Finalmente hemos de destacar que en función del tamaño y necesidades de la empresa, el consejo de familia no tiene por qué ser el único órgano de la empresa familiar. Es frecuente la asistencia por parte de otros órganos de carácter accesorio, como pueden ser:
- Un comité asesor, que deberá ser integrado preferiblemente por consultores expertos independientes y por lo tanto ajenos a la familia. Sus recomendaciones o consejos carecerán de valor ejecutivo y constituirán un elemento adicional previo a la toma de decisiones tanto por parte del propio consejo de familia como por el consejo de Administración.
- Un comité de asuntos financieros, que estudie y asesore respecto a las posibles peticiones de financiación que en un momento dado puedan ser formuladas por los familiares socios.
- Un comité de formación y selección, cuyo cometido esté referido a la formación y capacitación de los familiares que opten a trabajar en la empresa.
Y por último, un comité de arbitraje, integrado por una o varias personas ajenas a la empresa, con funciones de mediación y arbitraje en la resolución de situaciones extraordinarias que puedan poner en peligro el cumplimiento y vigencia del protocolo familiar.
Según el Instituto de Empresa Familiar, se estima que en España hay 2,5 millones de empresas familiares, lo que se traduce en un 65% de PIB. Apoyarse para su gobierno en herramientas como la expuesta puede ayudar a que sigan siendo un motor de la economía, evitando crisis en las relaciones entre los miembros de la familia.

José María Silva Torres
Responsable del Dpto. Jurídico de Delta Consultores

 
Banner Publicitario
 
 
Datos Ceferino Sain Volumen Visual