Ceferino Sain
8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
La Mujer en la Empresa Familiar
Por todos es conocido la importancia que puede tener la mujer en la empresa en general, pero en este artículo nos centraremos en su rol en la empresa familiar desde la perspectiva de la inteligencia emocional.
 
08-03-2017
 

La empresa familiar tiene sus peculiaridades ya que combina las relaciones puramente profesionales con las familiares/emotivas; en este entorno tan complejo, la capacidad de navegar entre las diferentes situaciones y corrientes emocionales, adquiere una singular importancia.
Es evidente, siempre generalizando, que la forma de afrontar las situaciones de mujeres y hombres son diferentes, no entraremos ahora en el detalle, que posiblemente pueda ser tema para otro artículo, pero es reconocido que entre las fortalezas de la mujer encontramos mayor capacidad negociadora y respuestas menos agresivas ante situaciones de tensión, que se combinan con facilidad para la acción multitarea y orientación a la resolución práctica.
“Entre las fortalezas de la mujer encontramos mayor capacidad negociadora y respuestas menos agresivas ante situaciones de tensión”
Todos podemos recordar situaciones en que hayamos visto a la madre mediar en un conflicto entre padre e hijos o entre hermanos o como afronta el ama de casa la organización del trabajo en la unidad familiar y consiguiendo realizar en los plazos necesarios las operaciones domésticas.
Las mujeres en la empresa familiar
No caeré en la simplificación de comparar la gestión de empresa con la doméstica, tienen muchas diferencias, y el tipo de conocimientos, formación y experiencia son muy distintos; sin embargo, hay habilidades, competencias o actitudes, podemos decir en lenguaje más coloquial, que son las mismas en un caso u otro.
En casi todas las familias, hay mujeres: aprovechemos ese activo. Es posible que no tengan conocimientos técnicos de gestión de empresas, (aunque el número de estudiantes universitarias en carreras relacionadas con estos temas sea igual, o incluso superior que el de hombres) pero disponen de un alto grado de preparación en el manejo de emociones.
Aunque suene a tópico, la combinación de diferentes conocimientos, habilidades, actitudes y experiencias es superior a la suma individualizada de los mismos. No lo dejemos escapar.

Escrito por Esther Casademont, Socia Directora de Hunivers

 
Banner Publicitario
 
 
Datos Ceferino Sain Volumen Visual