Ceferino Sain
ESPOSAS EN LA EMPRESA FAMILIAR
El perfil bajo, pero potente, de la esposa del fundador en la empresa familiar
La esposa del fundador de la empresa familiar puede parecer menos visible que su esposo. Sin embargo, a la hora de tomar decisiones su opinión es definitivamente importa. Analicemos por qué.
 
31-08-2016
 


Tenemos dos situaciones frecuentes; que la esposa trabaje como "co-fundadora", es decir, sea el par de su esposo en la dirección o que no trabaje en el negocio familiar, dedicada más en la crianza de los hijos o a otras actividades. En ambas situaciones de alguna manera influye directa e indirectamente en las decisiones familiares y empresariales. En el primer caso, muchas veces sucede que los empleados no la consideren para aclarar dudas o tomar decisiones relevantes, incluso aunque cuente con más experiencia que su esposo, pero piensan que él tiene la última palabra.
Por ejemplo, una mujer empresaria que durante mucho tiempo los clientes solo consideraban la opinión de su esposo para solucionar problemas, se dio cuenta y aclaró repetidas veces que ella tenía la última palabra, logró la consideración no sólo de los clientes sino también de los trabajadores. Comentó ella:
"El problema no es tanto cómo me ve (mi marido), sino cómo me parece que me ven los de fuera. Yo no quiero que me vean como "la mujer de". Antes me daba mucha rabia que (mi marido) tomase la iniciativa en las situaciones (empresariales), pero ahora ya no. Creo que se debe a que ahora, cuando yo doy el visto bueno a algo, nuestros empleados lo perciben como válido. No sienten que tienen que preguntarle a mi marido." (Extracto de una entrevista realizada por Bukowitz Hollander)
Por otro lado, en el caso de la esposa que no trabaja en la empresa familiar aunque no esté en el día a día del negocio puede parecer más notorio su "perfil bajo", tal vez pase más tiempo en casa pero su intuición femenina – de madre y esposa – hace que vea aspectos que probablemente el fundador no llega a ver, también puede pasar desapercibida para los empleados pero su opinión tiene un fuerte peso a la hora de tomar decisiones relevantes para el negocio. Esta fuerte influencia la hemos podido ver en diversos casos cuando desarrollamos protocolos familiares, donde el fundador toma mucho en cuenta la opinión de su esposa ya sea para ver quien entrará a trabajar, la relación con los familiares políticos, el trabajo de los hijos, el sucesor, la repartición de la herencia, dividendos, etc. Es interesante ver cómo la esposa busca sobre todo la unidad y felicidad de su familia, siempre piensa en la seguridad de sus hijos y le da un criterio más completo a las decisiones que sin ella podrían ser solamente económicas. Conocemos otro caso en el que la esposa (ama de casa) asumió el rol de presidenta de directorio para estar al tanto de todo lo que hace su hijo en la dirección de la empresa familiar, tal vez no entienda el negocio pero sí tiene bien claro que quiere lo mejor para su familia y apoyará todo lo necesario para lograrlo.
No siempre la influencia es positiva. Muchas veces "la justicia de las madres" no es grata para todos: "dar más al que necesita más". Por ejemplo, una mamá procuró dejar más acciones al hijo que no trabajaba y menos al que estaba dedicado al negocio familiar, porque el hijo que trabajaba le sería fácil sostenerse pero el que no tenía trabajo la iba a pasar muy mal y quería apoyarlo. Vimos también otro caso, donde le da repentinamente un derrame cerebral al fundador, quedando incapacitado para tomar decisiones en la empresa, asume la dirección su esposa quien no tenía idea del negocio, de un momento a otro concentró el poder, sus hijos quienes trabajan en la empresa estaban divididos, ella estaba muy deprimida y empezó a tomar decisiones equivocadas generando más desunión en la familia. Otra situación interesante en nuestra experiencia fue aquel en el que la mamá "dirige" desde su casa, una de las hijas tiene la gerencia general del negocio familiar, y esta última no puede hacer nada sin el consentimiento de su madre.
Finalmente, lo importante es considerar que la esposa ya sea en ese rol, o en el rol de madre siempre va a ejercer directa o indirectamente cierta influencia en las decisiones de la empresa, por ello se sugiere mantenerla bien informada de lo que ocurre, en la medida de lo posible que conozca el negocio y saber aprovechar sus consejos y participación cuando sea oportuno, como les comenté en un post anterior ellas pueden ver diversos aspectos que nosotros no vemos, busquemos que su participación sea para fomentar la unidad y el compromiso familiar.

Escrito por Pablo Domínguez, PAD Escuela de Dirección

 
Banner Publicitario
 
 
Datos Ceferino Sain Volumen Visual