+54 343 154 292145
Ceferino Sain | Empresas Familiares
Ceferino Sain | Empresas Familiares
GESTIÓN

Cómo definir mis metas de corto y largo plazo

Si tu meta es llegar a cualquier lugar, no hace falta que hagas planes, ni que marques metas. Pero en los negocios debes tener metas claras, tanto a largo plazo como a corto plazo. Este tema surge de uno de los cientos que comentarios que Enrique Núñez Montenegro responde en su blog de FundaPymes.
2019-04-08
Si deseas convertir tus negocios en grandes empresas y alcanzar el éxito empresarial, es tu responsabilidad como emprendedor y como empresario, definir claramente las metas que deseas alcanzar.
Lo primero es utilizar el vocabulario adecuado. Una meta es un resultado preciso en el tiempo que contribuye a algo superior: al resultado deseado.
Es decir, el primer paso es definir los resultados deseados ¿Qué es exactamente lo que deseas lograr con tu empresa? ¿Qué es lo que buscas con tu empresa? Cierto que podrías definir tu MISIÓN y tu VISIÓN. Debes hacerlo. Podrías “jugar” a escribir frases hermosas, llenas de poesía; pero que dicen poco. Veo esta oración en varias de ellas: “exceder las expectativas de nuestros clientes”, suena bonito; pero qué es exactamente eso o cómo se puede decir de mejor manera.

Estos son los consejos que te ofrezco:
• Define claramente tu Misión en función de la razón de ser que tiene la empresa, la necesidad específica que resuelve. Por ejemplo, “ofrecer a nuestros clientes los programas de entrenamiento más apropiados para las condiciones particulares de cada uno”; pero sigue siendo pobre. Esfuérzate en eso. ¿Cuál es la razón de tu empresa? Piensa en tus clientes. Si son personas de tercera edad, podrías decir: “Ofrecer programas de acondicionamiento para personas de tercera edad que deseen mantenerse activas y vigorosas durante muchos más años”.
• Luego define tu Visión. Tampoco debe ser teoría, es la meta superior, la frontera final, a dónde quieres llegar con tu empresa, aunque la cambies con el tiempo, Tengo un cliente que se propuso tener doscientos mil dólares para retirarse, en ese tiempo tenía menos de 25 años, sus negocios hoy valen casi diez millones de dólares y no se detiene. ¿Deseas abrir 12 sucursales? ¿Deseas exportar más de 60% de tus ventas a Europa? ¿Deseas lograr que tus negocios produzcan cien mil dólares de ganancia mensual y luego retirarte? Es el RCI supremo, me refiero al gran Resultado Crucialmente Importante.
• Igual de importante es determinar dónde estás ahora exactamente. ¿Qué tienen tus negocios? ¿Cuánto deben? ¿Cuál es el valor del patrimonio? Sería perfecto que valores tu empresa. ¿Cuánto vende y cuánto ganas? ¿Cuánto de las ganancias se está convirtiendo en flujo de caja? Describe tus clientes, tus productos, tu empresa con todo detalle. Es como si estuvieras “sacando una fotografía” de tu empresa hoy.
• Luego elige los valores y principios que van a regir la cultura de tu empresa. Es posible que se parezcan mucho a los tuyos personales. Contienen la promesa al cliente. Son los que le dicen al cliente, al proveedor, a quienes trabajan en tu empresa y a terceros, cómo es tu empresa, cómo se comporta en los negocios. Por ejemplo si dice: “Puntualidad”, asegúrate de que está en tu ADN ser puntual y si estás dispuesto a lograr que tu empresa sea puntual en todo lo que ofrece. Yo, como consultor de empresas, llevo más de 30 años llegando siempre puntual a mis clientes y las pocas veces que he fallado he llamado antes para explicar la causa del atraso. Solo fallé una vez, hace algunos meses; pero de eso hablaré en otro artículo, fue muy jocoso y a la vez penoso.
• Ahora marca tus metas para el primer año, con bastante detalle. Utiliza lo que has logrado en años anteriores y proyecta un crecimiento razonable. Esta es una actividad que requiere la participación de todos. Es más que montar un presupuesto de ventas y un presupuesto de gastos. Se trata de revisar y definir los mercados en que participará la empresa, los volúmenes de venta por mercado, por cliente, por producto. Los márgenes esperados de cada negocio, los costos fijos. Las estrategias para lograr esas metas, los planes de acción concretos y las tácticas paso a paso.
• Primero agrupa las metas, estrategias y tácticas para las grandes áreas: finanzas, ventas, mercadeo, operaciones, logística, recursos humanos. Luego “ábrelas” para cada sección dentro de cada área, y así cuánto más detalladas sean mejor.
• Después pasa a detallar las actividades para lograr cada con los recursos requeridos y los responsables. Acá trabajas con las metas mensuales.
• Y, sobre todo, trabaja después con las metas y métricas semanales. Esta es la forma más efectiva de asegurarte el logro de los resultados deseados.

Lo anterior es lo mínimo que aconsejo. Un artículo no puede ser un curso pero me comprometo a agregar dentro de la agenda de cursos de capacitación y entrenamiento un taller sobre este importantísimo tema.

AUTOR: Por Enrique Núñez Montenegro

Imagenes

Contacto
Paraná - Entre Ríos - Argentina
info@ceferinosain.com.ar
(0343)154 292145
Volumen Visual